La importancia de las horas de sueño

Muchas personas no son conscientes de que la falta de horas de sueño puede traer consecuencias nefastas que van desde ganar grasa a poder sufrir un ataque al corazón. A continuación, Logon le muestra, basándose en los últimos datos científicamente comprobados, qué puede ocurrir si no duerme lo suficiente.

Infecciones de virus

Disfrutar de pocas horas de sueño hace que existan más posibilidades de sufrir infecciones y enfermedades provocadas por virus. Esta fue la conclusión de un estudio que evaluó los hábitos de sueño de 153 hombres y mujeres durante 2 semanas. Después de este período, los científicos dejaron a los participantes en cuarentena y los expusieron al virus de la gripe.

Conclusión: Aquellos que dormían de media menos de 7 horas por noche tenían 3 veces más posibilidades de enfermar que los que dormían un mínimo de 8 [*1].

Ganar masa grasa

No dormir las horas diarias recomendadas conlleva se traduce en acumulación de grasas, de acuerdo con un artículo publicado en la revista Obesity, que revisó 36 estudios que relacionaban la duración del sueño con el peso corporal, algo que resultó ser más significativo en los niños.

Conclusión: La falta de horas de sueño perturba las hormonas que controlan el hambre y el apetito. Por otro lado, la sensación de fatiga impide sentirse con ganas de realizar ejercicio físico [*2], [*3].

Diabetes

Las personas que sufren insomnio o que duermen pocas horas tienen mayor probabilidad de desarrollar diabetes de tipo 2 comparadas con aquellas que poseen unos hábitos de sueño saludables. Muchas noches seguidas durmiendo mal producen una interrupción de la regulación hormonal del organismo.

Conclusión: El estudio publicado en Diabetes Care mostró que las personas que solo duermen unas 5 horas al día durante 1 año son más propensas a sufrir diabetes tipo 2 [*4].

Presión arterial elevada

Un estudio realizado sobre 238 adolescentes demostró que dormir pocas horas aumenta el riesgo de hipertensión, una condición que puede derivar en enfermedades cardiovasculares graves.

Conclusión: Tal y como se explica en el artículo publicado en Circulation, la presión arterial era 3,5 veces mayor en los adolescentes que dormían pocas horas y 2,5 veces mayor en aquellos que dormían cerca de 6 horas y media, en comparación con los que tenían buenos hábitos de sueño [*5].

Enfermedades cardiovasculares

Un megaestudio llevado a cabo sobre más de 98.000 hombres y mujeres japonesas de entre 40 y 70 años de edad, reforzó la relación entre la privación de sueño y la tendencia a desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Conclusión: Los sujetos que dormían 4 horas o menos al día sufrían más enfermedades cardiovasculares fatales que aquellos que dormían un mínimo de 7 horas [*6].

Depresión

Un equipo de científicos siguió a 351 adultos de más de 60 años para registrar su historial médico durante un período de 2 años. 145 de ellos sufrieron depresión de forma más o menos grave, mientras que en los 206 restantes no se registró ningún caso de este tipo.

Conclusión: La existencia de episodios de sueño interrumpido fue una de las causas que favoreció el desarrollo de estados depresivos [*7].

Mortalidad

En el estudio mencionado anteriormente realizado con más de 98.000 japoneses, se registró un aumento de la mortalidad en las personas que dormían pocas horas al día [*8].

Por otro lado, una investigación publicada en PLoS Medicine mostró que las personas que sufren apnea del sueño (perturbación del sueño) tienen un 46% más de posibilidades de fallecer que aquellas que duermen las horas de sueño normales [*9].

CONCLUSIÓN

Dormir bien es tan importante como otros aspectos esenciales de la vida (seguir una alimentación equilibrada, tener una buena higiene oral, practicar ejercicio físico…). No descuide este componente tan esencial en su vida diaria*.

Productos Prozis relajantes que favorecen el sueño:


___________________________________________________________________________

REFERENCIAS O NOTAS:
[*1] – William, J. et. al., Sleep Habits and Susceptibility to the Common Cold, Archives of Internal Medicine Vol. 169 Nº 1, enero 2009 (LINK)
[*2] – Sanjay, R. & Frank, B., Short Sleep Duration and Weight Gain: A Systematic Review, Obesity 16 3, 643–653, enero 2008 (LINK)
[*3]Less Sleep May Add Up to More Pounds in Adolescents, ScienceDaily, mayo 2010 (LINK)
[*4] – Alexandros, N. et. al., Insomnia with Objective Short Sleep Duration is Associated with Type 2 Diabetes: A Population-based Study, Diabetes Care, julio 2009 (LINK)
[*5] – Javaheri, S. et. al., Sleep Quality and Elevated Blood Pressure in Adolescents, Circulation, agosto 2008 (LINK)
[*6] – Ikehara, S. et. al., Association of Sleep Duration with Mortality from Cardiovascular Disease and Other Causes for Japanese Men and Women: the JACC Study, Sleep 32(3): 295–301, marzo 2009 (LINK)
[*7] – Jin Cho, H. et. al., Sleep Disturbance and Depression Recurrence in Community-Dwelling Older Adults: A Prospective Study, The American Journal of Psychiatry 165:1543-1550, septiembre 2008 (LINK)
[*8] – Ref. 5
[*9] – Naresh, M. et. al., Sleep-Disordered Breathing and Mortality: A Prospective Cohort Study, PLoS Medicine 6(8), 2009 (LINK)
Deja un comentario